Suelo Radiante

Sistema por suelo radiante de agua es ideal para una climatización integral, suelo radiante es eficaz con calefacción en invierno y refrescamiento en verano

Climatización eficiente para casa

El sistema de climatización por suelo radiante de agua es idóneo para conseguir en casa una temperatura completamente acogedora durante todo el año, siendo la más ecológica y con menor consumo de energía, acondicionando el suelo para que sea cálido o refrescante, igualmente creamos una buen economía energética al instalarlo, antes hay que tener en cuenta varios factores para establecerlo como sistema principal de calefacción, conocer como funciona y sus ventajas.

Empezaremos comentando que en nuestro país el tipo de calefacción que más se usa es la calefacción por radiadores, pero la calefacción por suelo radiante se va conociendo cada vez más por sus enormes ventajas y en gran numero de los países Europeos, sobre todo los que poseen una alta tecnología, se utiliza de manera habitual en construcciones la instalación de suelo radiante ya sean nuevas construcciones o rehabilitaciones.

Gracias al uso de las tuberías de polietileno reticulado (PEX) es posible el montaje del suelo radiante como lo conocemos actualmente, este tipo de tuberías son plásticas poseen mayor flexibilidad que otro tipo de tubos plásticos, radio de curvatura inferior a otros tipos, memoria térmica con gran capacidad de estiramiento, reduce el tiempo de montaje y optimiza el rendimiento de la instalación además de ser mucho mas económicas si lo comparamos con las tuberías metálicas.

Antes de la instalación del sistema de calefacción se recomienda la elaboración de un estudio técnico, balance de cargas térmicas de la vivienda, informe de caudales y perdidas de agua, esquema inicial de la instalación, planos donde se localicen los colectores con sus longitudes y separaciones entre tubos correspondientes, necesita alturas de recrecido, ya que no es posible hacer su instalarla en todos los casos.

Funcionamiento del suelo radiante por agua

La explicación de cómo funciona el suelo radiante es simple, el suelo radiante funciona con la emisión de calor o frío por parte del agua que circula por una red de tuberías (tubos de polietileno reticulado o polibutileno) que esta el interior del suelo por toda la superficie del lugar a calefactar, así logramos que esta superficie emita calor o frío, generada normalmente por una caldera o aerotermia, (siendo este último el equipo mas recomendable debido a su bajo consumo y a conseguir refrescar la casa en verano con el suelo refrescante), variando de esta forma la temperatura del suelo, simplificando: el agua transmite la energía al suelo a través de la tubería y el pavimento transmite la energía al ambiente de la estancia a climatizar.

Una de las condiciones de funcionamiento del sistema es que la temperatura superficial del suelo emisor no debería sobrepasar los 29ºC en viviendas ya que las temperaturas de impulsión y retorno deberán ser moderadas no pudiendo sobrepasar los 45ºC.

como funciona un suelo radiante

El salto térmico entre impulsión y el retorno del agua al suelo emisor estará comprendido entre 5-10ºC. La temperatura media del agua en el suelo depende de las características conductoras del suelo emisor, siendo tanto mayor a medida que se utilizan suelos con materiales con menor coeficiente de transmisión. En funcionamiento para la refrigeración, la temperatura de la lamina del suelo esta limitada para evitar la formación de condensación.

Es muy interesante que el funcionamiento del suelo radiante nos ofrezca la posibilidad de utilizar este tipo de instalación para una climatización integral, consiguiendo calefacción en invierno y refrescamiento en verano.

De este modo durante la época de meses fríos haremos circular el agua a una temperatura en torno a los 30-45ºC, circulando el agua por todos los tubos de polietileno reticulado para que envuelva todo el suelo desprendiendo el calor necesario para calefactar el espacio y en los meses de calor haremos moverse el agua sobre unos 15ºC por toda la instalación de suelo radiante, así conseguiremos que atraer la sobra de calor del sitio y dispensaba un bienestar con sensación de frescor.

Ventajas del suelo radiante

Las ventajas que posee este tipo de instalación es especialmente recomendado para la climatización en viviendas, oficinas y todo tipo de locales, tanto en obra nueva como en rehabilitación, el sistema de calefacción por suelo radiante es eficiente igualmente ecológico y consume menos energía, esto nos da suficientes razones para saber que es un gran sistema tanto económicamente como forma de bienestar.

Las grandes ventajas del suelo radiante es que crea un ambiente saludable que no se reseca de gran confort, calefacción durante el invierno y refrescamiento en verano, con una temperatura uniforme que se distribuye por todo el espacio a climatizar, sin cambios bruscos ni diferencia de temperaturas.

Disminución del consumo energético, consiguiendo mas de un 30% en reducción del gasto con el suelo radiante, se puede combinar con otros sistemas de generación de calor eficientes como la geotermia, la aerotermia, calderas de condensación, energía solar térmica.

En cuanto a decoración tan solo decir que es totalmente invisible, ya que no veras ningún tipo de elemento para calefactar el sitio, por lo cual no estarás condicionado y podrás decorar libremente sin tener que pensar en estos elementos.

repartición de la temperatura de un suelo radiante en una habitación
ventajas de la instalación suelo radiante en una vivienda